Alimentarnos en Verano

1

Nosotros y la Temperatura

El verano está asociado, por lo general, a las vacaciones y al ocio. Somos sensibles a la temperatura. Las altas temperaturas facilitan la vida al aire libre e invitan a la gente a disfrutar de la playa, los parques o los paseos en general. Es por ello que el psicológicamente verano suele aparecer vinculado a la diversión y la alegría.

No es por nada que la época de descanso suele ir de la mano de las altas temperaturas; ya que el agotamiento corporal es mucho mayor, así como la necesidad de descansar y el desgano para trabajar. Estamos más dilatados, lo cual nos relaja.

 

Alimentación:

El verano es un festín en cuanto a cosechas, colores, sabores y jugos por doquier. Vitaminas y frutos con mucha agua para evitar deshidratarnos. Observa la feria y saca tus propias conclusiones; observa que te apetece comer en verano. Bingo! La sabia naturaleza te entrega jugosas sandías, melones, ricos tomates, etc.

No queremos cosas muy densas, queremos alimentarnos para estar hidratados, frescos y activos.

 

Sabías qué?

Verano queremos helados! Y nos encanta la sensación de comerlos!

Los helados contienen triptófano, un aminoácido que nos calma y reduce la agresividad, aumentando la producción de serotonina (la hormona del bienestar).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s